jueves, 15 de enero de 2009

Sinpalabras


Y no es la pasión ni es el deseo
no es el desenfreno
las lenguas enredadas el calor tus besos
No son los susurros al oído
los personajes que inventamos para ser menos dos
No son las velas

.............los jazmines

.............el incienso



Tal vez sea el hueco en tu espalda
la mueca dormida
los bordes de un llanto
Tu manera extraña de mirarme
las vueltas en la cama
las mañanas despiertas

O quizás ni siquiera eso

Tal vez no sos vos
sino los silencios compartidos
las veces que no te dije
los caminos que sembraron en mi piel la yema de tus dedos
lo que no entiendo y no entendés

Mi soledad.

3 comentarios:

ade dijo...

- Hermosos versos. La soledad, como duele aveces la soledad, tampoco logro entenderla, se que es posesiva, atrapante, aveces libre y otras sofocante. Besitos. Ade

Un día salio el sol dijo...

La soledad como amiga permanente no es buena, de vez en cuando es necesaria para recapacitar y analizar.

Saludos.

Naty Laini dijo...

La soledad amiga que visita sin invitación y que perfuma aún los momentos que deberían tener aroma de a dos.
Precioso, me ha gustado y me ha traído recuerdos propios
abrazo!
carpe diem