viernes, 24 de octubre de 2008

A oscuras


El cuerpo entero se tensa, como si mi piel fuera capaz de erizarse un poco más y espera la caricia que no llega. Arde mientras se acerca la noche y en la oscuridad sin recuerdos me vuelvo incapaz de reconstruirme. Gimo un llanto herido de venas abiertas, de sentidos apagados y luces lejanas. En la noche fría ya no hay manos y cada sonido puede hacerme caer o quizá traerte de vuelta y lograr que todo vuelva a empezar.

Ahora miro tu sombra dibujada en la pared y descubro la punta de tu nariz que me olvide de descubrir por la mañana, tus ojos azul cielo volviéndose grises. Tu sombra es siempre mucho más real que los besos, que los labios que no acaricio, que todas las certezas. Vuelvo a verte reflejada en la pared y tu pelo cae dibujando el tobogán de los días. Pero no. En tu plaza no hay, ni habrá, lugar para mis juegos.

2 comentarios:

Androtéx dijo...

desde adentro, bien dicho!!!

Hola Nanu, aqui estoy de vuelta, viendo que seguis por la senda visceral...
beso!

Nanu dijo...

Andrés

Gracias por leerme. Si si , estuve unos meses alejada de la viscera, escribiendo unos cuentos medios poeticos pero parece que la oscuridad despierta en mi estas cosas .

Felicitaaciones por el teexto que sale en la antologia

Ahi estaremos festando el logroo


Besos