viernes, 27 de febrero de 2009

Suplicios


Te rogué que no me mires, pero incapaz de hacerme daño no me escuchaste y desabrochaste uno a uno los botones de mi camisa. Contaste mis costillas y me miraste sin asco.
Total qué
Me volviste victima de todos los males del mundo pero no fuiste capaz de ver que me carcomía por dentro y que vos no ibas a hacer nada. Mimaste mis ojos planos, mi vientre abultado. Me negaste el paraíso sin condenarme al infierno. Rapaste mis orejas y colgaste de mi pelo las culpas que ya no cargabas. Me miraste con asco y te lloré una lágrima.
Quizá muera
Y tus ojos giraron en falso, la pupila dilatada detrás de los párpados. Me acerco grito.
Quizá muera
Y tu cuerpo ahora aleja mis manos, hace un intento por derramar las lágrimas que ya no le quedan.
Calavera no chilla
Secó tus lágrimas con el pañuelo gastado, escondo la cabeza entre las piernas, contengo el aliento.
No, calavera no chilla no siente no arde no late no vuela no tiembla no juega. Calavera no mama, no espera, no sana.
Calavera. NO.

7 comentarios:

ade dijo...

- Calavera no entiende serenatas de amor, como canta Manu. Bsos. Ade

Almarosa Lunazull dijo...

Es extraordinaria la fuerza tus palabras... La la descripción de cada situación, te hace ver casi a través de los ojos de quien lo está viviendo... El amor, el cuerpo, los sentidos... Tus palabras pueden darle hasta sabor y olor a los cuerpos, a las manos... Y la imágen está perfecta... El cuerpo que se esconde, con pena, con dolor, con vergüenza, porque no quiere ser tocado ni por el cuerpo de la otra persona, que supuestamente "ama", y por la cual no debería sentir asco... Hermoso... Me ha gustado mucho!

Nanu dijo...

Almarosa

muchísimas gracias por tus palabras, me siento muy bien al darme cuenta de que captaste exactamente lo que quería transmitir. Es que a veces, cuando uno escribe ( o a mi me pasa) siente que nadie va a entenderlo. Me alegra muchísimo que no sea así.

Secta dijo...

Muy bueno, me gusto como logras que el que lee se interiorise en el texto, atrapas al lector y lo convertis en calavera. Es una imagen digna de mujeres asesinas...

Muy bueno!!!

IML dijo...

Tu escrito tiene una cadencia dulce a pesar de la dureza de las palabras.
Es ambivalencia lo hace maravilloso. Te felicito

Andrés Portillo dijo...

Desgarrador, esa calavera atormentada y silente, estremece. Un placer recorrer tus palabras, también un escalofrío.

Graciela dijo...

Gracias por pasar por mi gitanerío Nanu, bienvenida y gracias por tu palabra. Y qué bueno porque me hizo acercarme a tu desde mí y me quedé colgada de tu textualidad, con la impotencia en cruz de tus suplicios. Bello decir, oscuro, denso y potente.
Abrazo,
Graciela